Para los Docentes

La base de una sociedad organizada es la familia. En ella los padres son responsables de cubrir las necesidades básicas de sus hijos.

Pero, ¿qué pasa cuando por diversos motivos, falta de trabajo, por ejemplo, no pueden cumplir con esa función? Indudablemente, provoca un desequilibrio en la dinámica familiar, que se traduce en sentimientos de impotencia y frustración. Esta circunstancia lleva a situaciones de riesgo y podrían desencadenar conductas violentas.

La violencia es un modo de interacción humana y puede ser “normal” en un grupo donde se instala como una forma de vincularse, pero, el hecho que sea común no significa que sea sano.

Hablamos de violencia familiar cuando una persona ocasiona un daño a otro miembro de su grupo, siendo más vulnerables los niños, las mujeres, los ancianos y los discapacitados.

El maltrato infantil es la violencia que se ejerce sobre los niños. Puede darse en el seno familiar (intra-familiar) o en otros ámbitos (extra-familiar).

¿Cuál es el rol de los docentes?

Es sabido que los niños pasan gran parte de su vida en la escuela. Aquello de que la escuela es el segundo hogar continúa hoy más vigente que nunca. La relación de los chicos con sus maestros es muy particular.

Los docentes, a través de la estrecha relación que mantienen con sus alumnos en el aula, pueden detectar circunstancias irregulares que les permitan inferir una situación de maltrato.

Nuestro objetivo es apoyar y orientar al docente en esta difícil tarea

Maltrato Infantil

El maltrato infantil reviste diversas modalidades:

a) Maltrato físico.

b) Maltrato emocional.

c) Maltrato por negligencia.

d) Abuso sexual.

e) Explotación infantil.

a) Maltrato físico:

Cualquier acto intencional por parte de los padres o cuidadores que provoque daño físico, enfermedad o coloque en grave riesgo al niño.

Por ejemplo darle una paliza, en ocasión de una travesura, ocasionándole algún tipo de lesión (desde moretones hasta fracturas)

Otra situación: en circunstancias en que un bebé llora continuamente, algunos papás o cuidadores suelen caer en actos de suma violencia física con el niño, debido a ansiedad primero y enojo después ante la impotencia de no poder calmarlo.

En casos de extrema agresividad, llegan a provocarle la muerte.

b) Maltrato emocional:

Es la contínua agresión verbal del adulto hacia el niño, que se manifiesta en forma de insulto, burla, desprecio o crítica, incluyendo amenazas de abandono.

Por ejemplo, ridiculizar el dibujo que el nene regala a su mamá expresándole: “Qué mal combinaste los colores”, o tirándolo al cesto de papeles en su presencia.

También puede manifestarle al niño que lo dejará en la calle o lo internará en un colegio “porque se porta mal”.

c) Maltrato por Negligencia:

Sucede cuando el adulto encargado del niño, intencionalmente no le proporciona el cuidado mínimo e indispensable para su subsistencia. Por ejemplo, cuando hace frío no abrigarlo, con lo cual le podría provocar alguna enfermedad.

d) Abuso sexual infantil:

Abuso sexual infantil es toda actividad de carácter sexual que una persona impone a un niño/a, quien no llega a comprender la naturaleza del acto debido a su inmadurez.

Lamentablemente, se observa que la mayoría de las situaciones de abuso son cometidas por personas conocidas por el niño y con las que mantiene una estrecha relación afectiva.

Se han presentado casos donde el agresor es otro menor quien utilizando fuerza física y amenazas, somete al niño.

El abuso sexual infantil es un proceso en el cual el adulto “cortejará” al niño con atenciones, afectos y regalos. Tal como un adulto corteja a otro durante el noviazgo, el abusador seduce al niño durante un tiempo reduciendo paulatinamente sus resistencias. En sus conductas se incluyen: exposición obscena, toqueteo, etc. Algunas veces el adulto abrazará al niño en presencia de otros sin que éstos perciban la situación. Y tras largos meses podría llegar a mantener relaciones sexuales. Frecuentemente el niño sienteculpa o vergüenza por el abuso, por lo que el agresor consigue mantener en secreto la agresión.

Se puede sospechar de abuso ante determinadas conductas, o situaciones como, por ejemplo:

-Cambios en la conducta, extremos cambios de humor.

-Miedo de ir a la cama, dificultades para dormir, pesadillas.

-Juegos sexuales inadecuados para su edad, masturbación continua. Excesivo interés en temas sexuales.

-Conductas agresivas o rebeldes, se comporta como un niño pequeño.

-Fracaso inexplicable en la escuela.

-Fugas de hogar.

-Cambios en los hábitos de higiene (se hace pis y caca, etc.)

-Dolor “de barriga”, dolor de cabeza, lastimaduras en la zona anal, moretones, etc.

-Dolor, sangrado, flujo, etc., del área genital.

-Miedo repentino a ciertos lugares o personas, especialmente de quedarse solo con cierta gente.

Repetimos que estas conductas y/o situaciones nos llevan a sospechar la existencia de abuso sexual infantil, pero la presencia de éstas por sí solas, pueden estar indicando otro tipo de problemas, por lo tanto al observarlas es conveniente realizar una consulta con un profesional a fin de tener la orientación correspondiente.

Es de fundamental importancia creerle al niño

cuando relata episodios de abuso, la experiencia

nos indica que difícilmente sea el resultado de

sus fantasías

e) Explotación infantil:

Cuando hablamos de explotación infantil nos referimos a la utilización del niño por adultos, con fines comerciales.

Son varias las modalidades utilizadas con esos propósitos:

1. Pedofilia

2. Pornografía infantil

3. Prostitución infantil

4. Turismo sexual

5. Tráfico de niños

6. Abuso infantil a través de INTERNET

1. Pedofilia

El pedofílico es un individuo que siente predilección sexual por los niños, y además es gran consumidor de pornografía infantil.

2. Pornografía infantil

La pornografía infantil es un medio de mostrar o promocionar la explotación sexual de un menor, incluyendo material de audio, texto, y/o video que trata de los genitales o de la conducta sexual de menores.

Los niños víctimas de este delito, comprenden edades entre los pocos meses de edad hasta los 18 años. Los consumidores de pornografía eligen edad, sexo y raza, sin respetar límites económicos, étnicos ni religiosos.

3. Prostitución Infantil

Es la acción de contratar u ofrecer los servicios de un niño para realizar actos sexuales a cambio de dinero con esa misma persona o con otra.

Los niños prostituidos, en general, provienen de hogares donde son explotados, abusados, o abandonados por sus padres.

NO HAY CHICOS QUE SE DEDIQUEN A LA PROSTITUCION

SINO NIÑOS PROSTITUIDOS

4. Turismo Sexual

El turismo sexual infantil es el turismo organizado con el objeto de facilitar relaciones sexuales de carácter comercial (prostitución infantil).

La organización del turismo sexual infantil es variada: hay personas y compañías de viaje que publicitan guías, que de alguna manera promueven el turismo sexual. Otra forma es a través de Internet donde hay abundante folletería y sitios que publicitan “paquetes turísticos completos” para los viajeros con información sobre transporte, hoteles y direcciones de burdeles.

5. Trafico de Niños

El tráfico de niños es el traslado con fines comerciales de un menor de un país a otro (tráfico internacional) o dentro de un mismo país (trafico nacional o local), separándolos de su familia.

El tráfico puede tener diferentes objetivos:

*Explotación de trabajo infantil (incluido la prostitución)

*Pornografía infantil

*Pedofilia

*Turismo sexual

*Adopción con fines de lucro

En nuestro país, las dificultades para adoptar un niño suelen dar lugar a actividades clandestinas. Intervienen personas con fines comerciales, que mediante “engaños” o falsas promesas, proceden a la sustracción y venta de niños. Muchas veces con consentimiento de sus padres quienes agobiados por situaciones de extrema pobreza, creen que sus hijos pueden ser criados por familias pudientes que les darán un mejor futuro.

En realidad, el niño no siempre es integrado a una nueva familia, puede ser destinado a la explotación laboral, incluyendo el ejercicio de la prostitución.

6. Abuso Infantil a través de Internet

La red de INTERNET garantiza secreto y anonimato, situación que es aprovechada por los pedofílicos para intercambiar material pornográfico infantil con cualquier parte del mundo.

Dicho material comprende videos, fotos, revistas, etc. dónde se pueden ver a los niños sometidos sexualmente, llegando incluso a transmitir escenas de tortura.

CADA VEZ QUE SE MUESTRAN FOTOGRAFIAS O ESCENAS DE PORNOGRAFIA INFANTIL,

EL NIÑO VUELVE A SER VICTIMIZADO

En ocasiones, personas adultas fingiendo ser niños, utilizan esta vía, a fin de establecer contacto con ellos.

En la Argentina, como en muchas partes del mundo, individuos o grupos pedofílicos, utilizan Internet para engañar e invitar a un/a chico/a a un encuentro con propósitos sexuales.

Fuente:

Centro Nacional para Niños Perdidos y Explotados (N.C.M.E.C.)

Gobierno Autónomo de la Ciudad de Buenos Aires, República Argentina

División Unidad Especializada de Investigación de Crímenes contra Menores – Policía Federal Argentina.

(Ver Guía de RECURSOS)

Fuente:

Centro Nacional para Niños Perdidos y Explotados (N.C.M.E.C.)

Gobierno Autónomo de la Ciudad de Buenos Aires, República Argentina

División Unidad Especializada de Investigación de Crímenes contra Menores