Para los Padres

Vivimos en una sociedad organizada en la que todos tenemos roles distintos. La familia es la base de la sociedad, y cada uno de sus integrantes ocupa distintos lugares: padres, hijos, hermanos, cada uno con sus obligaciones.

En las relaciones familiares se cumplen distintas etapas, que van desde que se inicia la pareja, el primer embarazo, otros hijos, madurez y hasta viudez.

La responsabilidad de los padres es muy amplia y entre otras cosas deben satisfacer las necesidades afectivas, físicas, de educación y salud.

Siempre se presentan crisis, ninguna familia puede escapar de las tensiones que producen estos cambios y que permiten el crecimiento de sus miembros. Podemos llamarlas “crisis esperadas”.

A veces suceden otras crisis, “las inesperadas”, que provocan un impacto y al no tener experiencias previas de hechos semejantes, no tienen respuestas adecuadas para resolver esas situaciones. Aquí podemos incluir por ejemplo la muerte de un hijo, separación de la pareja, aborto, pérdida repentina de trabajo que provoca pobreza e inestabilidad; todo esto por supuesto lleva a situaciones de riesgo y podrían desencadenar reacciones violentas.

La violencia es un modo de interacción humana y puede ser “normal” en una sociedad donde se instala como una forma de relacionarse, pero el hecho que sea común no significa que sea sano.

Hablamos de violencia familiar cuando una persona ocasiona un daño a otro miembro de su grupo, siendo más vulnerables los niños, las mujeres, los ancianos y los discapacitados.

El maltrato infantil es la violencia que se ejerce sobre los niños. Puede darse en el seno familiar (intra-familiar) o en otros ámbitos (extra-familiar) y reviste diversas modalidades:a) Maltrato físico.

b) Maltrato emocional.

c) Maltrato por negligencia.

d) Abuso  sexual.

e) Explotación infantil.

a) Maltrato físico:

Cualquier acto intencional por parte de los padres o cuidadores que provoque daño físico, enfermedad o coloque en grave riesgo al niño. Por ejemplo darle una paliza, en ocasión de una travesura, ocasionándole algún tipo de lesión (desde moretones hasta fracturas).

Otra situación: en circunstancias en que un bebé llora continuamente, algunos papás o cuidadores suelen caer en actos de suma violencia física con el niño, debido a ansiedad primero y enojo después ante la impotencia de no poder calmarlo.

En casos de extrema agresividad, llegan a provocarle la muerte.

b) Maltrato emocional:

Es la contínua agresión verbal del adulto hacia el niño, que se manifiesta en forma de insulto, burla, desprecio o crítica, incluyendo amenazas de abandono.

Por ejemplo, ridiculizar el dibujo que  el nene regala a su mamá expresándole: “Qué mal combinaste los colores”, o tirándolo al cesto de papeles en su presencia.

También puede manifestarle al niño que lo dejará en la calle o lo internará en un colegio “porque se porta mal”.

c) Maltrato por Negligencia:

Sucede cuando el adulto encargado del niño, intencionalmente no le proporciona el cuidado mínimo e indispensable para su subsistencia. Por ejemplo, cuando hace frío no abrigarlo, con lo cual le podría provocar  alguna enfermedad.

d) Abuso sexual infantil:

Abuso sexual infantil  es toda actividad de carácter sexual que una persona impone a un niño/a, quien no llega a comprender la naturaleza del acto debido a su inmadurez.

Lamentablemente, se observa que la mayoría de las situaciones de abuso son cometidas por personas conocidas por el niño y con las que mantiene una estrecha relación afectiva.

Se han presentado casos donde el agresor es otro menor quien utilizando fuerza física y amenazas, somete al niño.

El abuso sexual infantil es un proceso en el cual el adulto “cortejará” al niño con atenciones, afectos y regalos. Tal como un adulto corteja a otro durante el noviazgo, el abusador seduce al niño durante un tiempo reduciendo paulatinamente sus resistencias. En sus conductas se incluyen: exposición obscena, toqueteo, etc. Algunas veces el adulto abrazará al niño en presencia de otros sin que éstos perciban la situación, y si esto continúa podría llegar a mantener relaciones sexuales.   Frecuentemente el niño siente culpa o vergüenza por el abuso, por lo que el agresor consigue mantener en secreto la agresión.

Se puede sospechar de abuso ante determinadas conductas o situaciones, por ejemplo:

-Cambios en la conducta, extremos cambios de humor.

-Miedo de ir a la cama, dificultades para dormir, pesadillas.

-Juegos sexuales inadecuados para su edad, masturbación continua. Excesivo interés en temas sexuales.

-Conductas  agresivas o rebeldes, se comporta como un niño pequeño.

-Fracaso inexplicable en la escuela.

-Fugas de hogar.

-Cambios en los hábitos de higiene (se hace pis y caca, etc.,)

-Dolor “de barriga”, dolor de cabeza, lastimaduras en la zona anal, moretones, etc.

-Dolor, sangrado, flujo, etc., del área genital.

-Miedo repentino a ciertos lugares o personas, especialmente de quedarse solo con cierta gente.

Repetimos que estas conductas y/o situaciones nos llevan a sospechar la existencia de abuso sexual infantil, pero la presencia de éstas por sí solas, pueden estar indicando otro tipo de problemas, por lo tanto al observarlas es conveniente realizar una consulta con un profesional a fin de tener la orientación correspondiente.

ES DE FUNDAMENTAL IMPORTANCIA CREERLE AL NIÑO CUANDO RELATA EPISODIOS DE ABUSO,

LA EXPERIENCIA NOS INDICA  QUE DIFÍCILMENTE SEA EL RESULTADO DE SUS FANTASÍAS

 e) Explotación infantil:   Cuando hablamos de explotación infantil nos referimos a la utilización del niño por adultos, con fines comerciales.

Son varias las modalidades utilizadas con esos propósitos:

1. Pedofilia

2. Pornografía infantil

3. Prostitución infantil

4. Turismo sexual

5. Tráfico de niños

6. Abuso infantil a través de INTERNET

1. Pedofilia

El pedofílico es un individuo que siente predilección sexual por los niños, y además es gran consumidor de pornografía infantil.

2. Pornografía infantil

La pornografía infantil es un medio de mostrar o promocionar la explotación sexual de un menor, incluyendo material de audio, texto y/o video que trata de los genitales o de la conducta sexual de menores.

Los niños víctimas de este delito, comprenden edades desde los pocos meses de edad hasta los 18 años. Los consumidores de pornografía eligen edad, sexo y raza sin respetar límites económicos, étnicos ni religiosos.

3. Prostitución Infantil

Es la acción de contratar u ofrecer los servicios de un niño para realizar actos sexuales a cambio de dinero con esa misma persona o con otra.

Los niños prostituidos, en general, provienen de hogares donde son explotados, abusados o abandonados por sus padres.

NO HAY CHICOS QUE SE DEDIQUEN A LA PROSTITUCION

SINO NIÑOS PROSTITUIDOS

4. Turismo Sexual

El turismo sexual infantil es el turismo organizado con el objeto de facilitar relaciones sexuales de carácter comercial  (prostitución infantil).

La organización del turismo sexual infantil es variada: hay personas y compañías de viaje que publicitan “guías”, que de alguna manera promueven el turismo sexual. Otra forma es a través de Internet donde hay abundante folletería y sitios que publicitan “paquetes turísticos completos” para los viajeros con información sobre transporte, hoteles y direcciones de burdeles.

5. Trafico de Niños

El tráfico de niños es el traslado con fines comerciales de un menor de un país a otro o dentro de un mismo país, separándolos de su familia.

El tráfico puede tener diferentes objetivos:

*Explotación de trabajo infantil (incluida la prostitución)

*Pornografía infantil

*Pedofilia

*Turismo sexual

*Adopción con fines de lucro

A veces las dificultades para adoptar un niño suelen dar lugar a actividades clandestinas. Intervienen personas con fines comerciales que mediante “engaños” o falsas promesas, proceden a la sustracción y venta de niños. Muchas veces con consentimiento de sus padres quienes agobiados por situaciones de extrema pobreza,  creen que sus hijos pueden ser criados por familias pudientes que les darán un mejor futuro.

En realidad, el niño no siempre es integrado a una nueva familia, puede ser destinado a la explotación laboral incluyendo el ejercicio de la prostitución.

6. Abuso Infantil a través de Internet

La red de INTERNET garantiza secreto y anonimato, situación que es aprovechada por los pedofílicos  para intercambiar material pornográfico infantil con cualquier parte del mundo.

Dicho material comprende videos, fotos, revistas, etc. dónde se pueden ver a los niños sometidos sexualmente, llegando incluso a transmitir escenas de tortura.

CADA VEZ QUE SE MUESTRAN FOTOGRAFIAS

O ESCENAS DE PORNOGRAFIA INFANTIL,

EL NIÑO VUELVE A SER VICTIMIZADO

En ocasiones, personas adultas  fingiendo ser niños, utilizan esta vía a fin de  establecer contacto con ellos.

En  muchas partes del mundo, individuos o grupos pedofílicos utilizan Internet para engañar e invitar a un/a chico/a a un encuentro con propósitos sexuales.

Fuente:

Centro Nacional para Niños Perdidos y Explotados (N.C.M.E.C.)

Gobierno Autónomo de la Ciudad de Buenos Aires, República Argentina

División Unidad Especializada de Investigación de Crímenes contra Menores – Policía Federal Argentina.

PREVENCION

Si queremos la protección de los niños, lo más importante es charlar con ellos, lo que buscamos es que en su casa el niño sienta confianza.

Los chicos muchas veces tienen miedo o están confundidos y les cuesta manifestar sus experiencias y temores. Debemos permitirles que hablen tranquilamente sobre lo que les gusta o no, sobre sus amigos, sobre su vida, y que puedan contar cualquier cosa que les haya pasado, por ejemplo, si alguien se les acercó de una manera “rara” o si lo molestaron.

Rodee  su hogar de un clima de confianza y apoyo que llene las necesidades del niño, para que no tenga que ir a buscar el amor y ayuda de los demás.

Muchas situaciones de maltrato que sufren los niños se pueden evitar.

USTED Y SUS HIJOS DEBEN TENER CUIDADO

PERO NO TIENEN QUE VIVIR ASUSTADOS

QUE HACER PARA PREVENIR LOS ABUSOS Y SECUESTROS DE NIÑOS

. Sepa donde están los chicos en todo momento. Familiarícese con sus actividades diarias y con sus amistades.

   . Esté atento con los cambios que pudieran ocurrir en su comportamiento. De existir esos cambios le estarían indicando que  debe sentarse a hablar con ellos y saber que es lo que les está pasando.

. Manténgase al tanto de cualquier persona joven o adulta que esté prestando demasiada atención a los niños,  dándoles regalos (caros o no) sin ningún motivo.

   . Tenga cuidado en la elección de las personas que cuidan a sus hijos en su ausencia.

. Los padres no deben nunca dejar solos a los niños en el cine, locales de video juegos, compras, etc. o con una niñera de esos lugares mientras están haciendo sus cosas.

. Cuando esté en un lugar público siempre acompañe al niño al baño.

También debemos enseñar a nuestros hijos algunas reglas para cuidarse a sí mismos.

Tan pronto los chicos empiezan a hablar ya pueden empezar a protegerse contra los posibles secuestros y abusos.

   Se les debe enseñar:

. Si están en un lugar público (un comercio, un centro comercial, un parque de diversiones, etc.), y se separan de sus padres, los chicos no deben buscarlos. Deben dirigirse a una cajera, la oficina de seguridad o al sector de informes y avisar a la persona encargada que perdieron a su mamá o papá y que necesitan ayuda para encontrarlo.

. No deben subir a ningún auto, tampoco ir a ninguna parte con ninguna persona, a menos que sus padres les hayan dado permiso.

. Si alguien los sigue a pie, en auto, en moto, bicicleta, etc., mantenerse alejados de esa persona. No tienen que acercarse a un auto para hablar con las personas que estén adentro.

. Los adultos que necesitan ayuda no deben pedírsela a los niños, deben pedir ayuda a otras personas mayores.

. Nadie les debe pedir direcciones o indicaciones para llegar a un lugar, o que lo ayude, por ejemplo, a buscar un perrito perdido.Y no deben hacer caso a nadie que les diga que su mamá o papá tiene problemas y que él los llevará donde están ellos.

. Si alguien trata de llevarlos a cualquier lugar, deben escaparse rápidamente y gritar: “este señor está tratando de llevarme” o “esta persona no es mi papá (o mamá)”.

. Deben tratar de usar el “sistema de amiguitos”, no ir solos a ninguna parte.

. Siempre pedir permiso a los padres para salir de casa, o para ir a la casa de alguien.

. No pedir nunca que lo lleven o levanten en automóviles que pasan (“hacer dedo”), ni dejar que nadie los lleve a casa, a menos que los padres les hayan dado permiso.

. Nadie les debe pedir que guarden un secreto. Si alguien lo hace, decírselo a los  padres o a la maestra.

. Si alguien les quiere tomar una foto, deben contárselo a los padres o maestra.

. Nadie les puede tocar las partes del cuerpo que sólo cubre el traje de baño y los niños no tienen que tocarle esas partes a nadie tampoco. El cuerpo es algo personal y privado.

En caso que el niño quede solo en casa:

Enséñele a no abrir la puerta a nadie, y si tiene teléfono enséñeles a llamar al Nº 101 (Urgencias de POLICIA FEDERAL, si vive en la Ciudad de Buenos Aires, si vive en Provincia enséñele el teléfono de emergencias de su localidad)

Enséñele a los niños como contestar el teléfono para que no informen a cualquiera que están solos en casa.

Que tenga el nº de teléfono de un vecino a mano.

ESTA BIEN QUE LOS NIÑOS SEAN ENERGICOS Y ENFATICOS EN DECIRLE NO A CUALQUIERA QUE TRATE DE LLEVARLOS A CUALQUIER LUGAR, QUE LOS TOQUE, O QUE DE CUALQUIER MANERA LOS MOLESTE O FASTIDIEQUE HACER PARA PREVENIR EL ABUSO SEXUAL A TRAVES DE INTERNET

Para los Padres:

. Si bien en Internet no hay horario seguro, existen herramientas para controlar el acceso de los chicos a las páginas que contienen pornografía. Estos filtros tienen distintas características. Ud. puede averiguar cual es el que mejor se adaptará a sus necesidades.

. Se recomienda también a las familias instalar la computadora en un área común (el living, el cuarto de estar) donde se puedan reunir todos.

Enséñeles a sus niños:

. Cuando esté “chateando” nadie es quien dice ser, por ejemplo, una persona dice que es una chica de 14 años de Catamarca, probablemente sea un hombre de 42 años de Neuquén.

. No dar información personal, datos de la familia o de la escuela. Tampoco el domicilio o el número de teléfono.

. Si alguien le dice algo que lo haga sentir incómodo, que lo converse con sus padres.

Lo más importante: hable con sus hijos, no hay filtro o herramienta que reemplace el diálogo familiar.

ENSEÑE BIEN A SUS NIÑOS ESTAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

(Ver Guía de RECURSOS)

Fuente:

Centro Nacional para Niños Perdidos y Explotados (N.C.M.E.C.)

Gobierno Autónomo de la Ciudad de Buenos Aires, República Argentina

División Unidad Especializada de Investigación de Crímenes contra Menores – Policía Federal Argentina.